Proyectos Legislativos

Proyecto Comunicación Nº 345/2002 - Texto Proyecto

FUNDAMENTOS

 

 

"No compare Argentina con Uruguay. ¿Usted conoce la administración argentina? ¿Sabe cómo se manejan las cosas en Argentina?¿ ¿Sabe el Volumen y la magnitud de corrupción que hay en Argentina ?, increpó el presidente uruguayo al periodista que lo entrevisto.

 

Lo que antecedentes corresponde a parte de las, declaraciones formuladas por el actual presidente de la República Oriental del Uruguay, Jorge Batlle el día martes tres de junio de 2002. Las mismas fueron vertidas en oportunidad en que Batlle se encontraba en un programa periodístico televisivo y ante la creencia de que las cámaras estaban apagadas.

 

Agregó también que "...La situación argentina es un problema de los argentinos: una manga de ladrones desde el primero hasta el último". Lógicamente, estas expresiones no tardaron en ser divulgada hasta el cansancio en todos los canales de TV y en las radios de nuestro país, produciendo cuando menos un desconcierto, sombroso, bronca en la mayoría de los argentinos ante las terribles agresiones vertidas por el presidente uruguayo, al afirmar que los argentinos son "ladrones" y que eso llevó a la Argentina a la ruina. Todo ello en una entrevista difundida ayer por el canal de información financiera Bloomberg TV en Buenos Aires.

 

Trascendió además que Batlle sostuvo que no le es posible tratar los problemas que aquejan a Uruguay con el presidente Duhalde porque éste "no tiene futuro político y no sabe para dónde va. No puedo plantearle nada. No tiene fuerza política, no tiene respaldo, no sabe adónde va", dijo visiblemente molesto ante las cámaras que presumía apagadas.

 

Cuando las pantallas de TV y las radios se hicieron eco de estas declaraciones los teléfonos del Río de la Plata se pusieron al rojo vivo.

 

Inmediatamente enterado de esto, el presidente de la República Argentina, -doctor Eduardo Duhalde- pidió explicaciones y el jefe de Estado Uruguayo se vio obligado a darlas públicamente, además de instruir inmediatamente, el señor. Presidente al embajador argentino en Montevideo, Hernán Patiño Mayer, a que exigiera una "disculpa".

 

En medio del escándalo, el presidente uruguayo llamó a conferencia de prensa para aclarar que fue sorprendido en su buena fe y que sus declaraciones fueron agrabadas sin su consentimiento. Fue una "grabación de una conversación particular que no tenia nada que ver con lo que habíamos hablado" durante la entrevista, se defendió. "Han aprovechado esto para hacerle daño a las relaciones entre países hermanos", dijo.

 

A poco de desatarse el escándalo el presidente del vecino país anuncia una conferencia de prensa en la que giró sobre sus palabras y, tras intentar minimizar sus dichos, aseguró que "quiere" a la Argentina. Es más, sostuvo que se siente un argentino más y señalo que Duhalde "trabaja duro" para sacar al país adelante. A raíz de la crisis que provocó entre ambos países, Batlle intentó inútilmente aclarar sus dichos, oportunidad en la que sostuvo que las declaraciones habían sido efectuadas fuera de nota. Resaltó "los esfuerzos del gobierno y de Uruguay para defender a esa gran Nación, a la que estoy ligado por la historia, lazos familiares y sentimientos.

 

No faltaron los funcionarios argentinos que totalmente ofendidos le recordaron, al mandatario uruguayo que los corruptos y evasores de impuestos de Argentina encuentran en Uruguay la complicidad del sistema financiero para la fuga de capitales y también le pidieron que permita identificar supuestos hechos delictivos.

 

Las demensuradas y contundentes expresiones vertidas por este señor, agravadas por ser el Presidente del Uruguay, ponen en peligro de continuidad la sociedad bilateral entre dos países integrantes del Mercosur.

 

Toda esta situación no puede pasar por alto al Señor Presidente de la Nación, quien debe velar por los intereses de nuestra patria. No puede permitir semejante manifestaciones total y absolutamente agraviantes para nuestra Nación, para nuestro pueblo, nuestra idiosincracia. De ninguna manera puede tolerar ni consentir disculpa alguna por parte del Señor Presidente del Uruguay, pues sus palabras han sido más que elocuentes, y no hay nada que aclarar, cuando menos no con él.

 

Esperamos que nuestro Señor Presidente respete esta comunicación, en pro de enaltecer nuestra patria, nuestro ser nacional, nuestros valores y principios, no admitiendo disculpas de quién ha herido infundadamente a nuestro pueblo, aunque nos duela en el alma que haya sido el Presidente de un país vecino, su explicación no merece justificación alguna.

 

Por último, no debe olvidarse que estas lamentables manifestaciones han recorrido el mundo entero, empañando nuestra imagen hacia el exterior. De allí la necesidad de la presente comunicación en claro rechazo a las mismas, resaltando que no hay nada mejor para la Argentina, que un ciudadano argentino.

 

Por ello.

 

AUTOR: Roberto Jorge Medvedev.

 

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE RIO NEGRO

C O M U N I C A

 

Artículo 1º.- Al Poder Ejecutivo de la Provincia de Río Negro y por su intermedio al Presidente de la Nación Argentina, su más enérgico repudio a los infundados agravios vertidos en declaraciones periodísticas por parte del señor Presidente de la República Oriental del Uruguay; Jorge Batlle.

 

Artículo 2º.- De forma.