Proyectos Legislativos

Proyecto Ley Nº 368/2005 - Texto Proyecto

FUNDAMENTOS

 

 

En julio del año 2001, en el contexto de una crisis económica y financiera en las finanzas públicas, se instauró a través del decreto 5/2001 (Ratificado por ley 3583) la posibilidad de pagar un porcentual de los salarios de los empleados públicos en dos modalidades: Vales Alimentarios o Certificados de Deuda Pública (en su momento se pagaba gran parte o la totalidad de las remuneraciones en Letras de Cancelación de Deudas Provinciales LECOP) [1].

 

La medida estaba justificada por la emergencia económica, financiera y administrativa en la que estaban sumergidos el sector público provincial y el nacional.

 

Sin discutir la vigencia actual de ese estado de emergencia, el presente proyecto de ley tiene como sujeto de análisis al artículo 7º del decreto-ley 05/01 (Actual ley 3583), modificado por ley 3626, artículo 3º, que expresa:

 

“Quedarán excluidos de las prescripciones del presente régimen los agentes públicos que no contando con beneficios previsionales o de retiro otorgados ni hallándose en condiciones de acceder a ellos, tuvieren la edad de sesenta (60) años o más los varones, o cincuenta y cinco (55) años o más las mujeres”.

 

Este artículo tiene basamento en las disposiciones de la ley nacional 24.241 (Institución del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones) a la cual adhirió nuestra provincia en el año 1996 (ley 2988)[2] y en la tutela de los haberes de quienes están cercanos a su retiro o jubilación según lo expresado en los fundamentos del Decreto 05/01. Claramente se quiso evitar que al momento de calcular el monto de la jubilación o pensión se produzcan dificultades en la determinación de cuál es el haber valido sobre la base del cual se calculan los haberes previsionales.

 

Haciendo una cuenta simple, se observa que con la exclusión del pago en instrumentos alternativos a la moneda de curso legal, se produce cinco (5) años antes la edad mínima de jubilación fijada por ley nacional, lo cual evidencia que se intenta calcular el futuro haber jubilatorio sin interferencias de ningún tipo, homologando las reglas con las demás jurisdicciones provinciales y con los organismos nacionales encargados de su administración.

 

Enumerados esos antecedentes generales, la cuestión que nos ocupa aquí tiene relación estrecha con el hecho de que, por decreto nacional 137/2005, se pone en vigencia nuevamente el Régimen Previsional Especial para Docentes establecido mediante la ley 24.016.

 

Este Régimen Especial había sido implícitamente derogado a partir de la entrada en vigor del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (ley 24.241), que al regular los mismos supuestos y materias y al ser posterior a la ley 24.016 tenía preeminencia sobre la misma.

 

El Régimen Previsional Especial para Docentes alcanza al personal docente de nivel inicial, primario, medio, técnico y superior no universitario, de establecimientos públicos y privados, y establece en su Artículo 3º que tendrá derecho al haber jubilatorio todo aquel personal docente que cumpla entre otros requisitos el siguiente:

 

Artículo 3º, Inciso A: “tuviera cumplida la edad de sesenta (60) años los varones y cincuenta y siete (57) las mujeres.”

 

Esto significa que para salvaguardar el carácter tuitivo del artículo 7º del Decreto Provincial 05/01 y, del artículo 3º de la ley 3626 que lo modifica, se hace necesario modificar ese último artículo  con el objeto de asegurar la coherencia con la ley nacional 24.016 e, incorporar así la nueva realidad que plantea la vigencia del Régimen Previsional Especial para Docentes.

 

En síntesis, el presente proyecto de ley incorpora un párrafo al artículo 3º de la ley 3626 determinando la exclusión del pago en monedas o instrumentos ajenos a la moneda de circulación legal (Peso Argentino) para aquel personal docente de nivel inicial, primario, medio, técnico y superior no universitario públicos que no contando con beneficios previsionales o de retiro otorgados ni hallándose en condiciones de acceder a ellos, tuvieren la edad de sesenta (60) años o más los varones o cincuenta y cinco (55) años o más las mujeres.

 

Por todo ello.

 

 

AUTOR: Bautista Mendioroz

 

FIRMANTES: Viviana Cuevas, Alfredo Lasalle

 

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE RIO NEGRO

SANCIONA CON FUERZA DE

L E Y

 

Artículo 1º.-   Sustitúyase el artículo 3º de la ley 3626 de la Provincia de Río Negro, modificatorio del decreto de naturaleza legislativa nº 05/2001, que quedará redactado de la siguiente forma:

 

“Artículo 7º.- Quedarán excluidos de la aplicación de las prescripciones del presente régimen los agentes públicos que no contando con beneficios previsionales o de retiro otorgados ni hallándose en condiciones de acceder a ellos, tuvieren la edad de sesenta (60) años o más los varones o cincuenta y cinco (55) años o más las mujeres.

 

Determinase que, con arreglo a la ley nacional 24.016, para el Personal Docente de nivel inicial, primario, medio, técnico y superior no universitario, las edades serán: cincuenta y cinco (55) años o más los varones o cincuenta y dos (52) o más las mujeres”.

 

Artículo 2º.-   De forma.



[1] A este régimen continúan sujetos solamente los empleados públicos del Poder Ejecutivo. El Poder Judicial han desistido de pagar con vales alimentarios, mientras que el Poder Legislativo aún paga a los funcionarios con este medio.

 

[2] La Ley 24.241 establece, entre otras cuestiones, las edades jubilatorias y los años de aporte al sistema necesarios para obtener el beneficio.