Proyectos Legislativos

Proyecto Declaración Nº 658/2012 - Texto Proyecto

FUNDAMENTOS

 

El Centro Cultural Nehuenche es un ambicioso proyecto comunitario enclavado en El Frutillar, barrio de San Carlos de Bariloche.

 

Este Centro todavía no trabaja a pleno porque falta equipamiento y trabajos de infraestructura para completar la obra que alberga al gimnasio más grande de la ciudad.

 

Las organizaciones sociales y estatales que integran el "Núcleo Animador" -entidad responsable del proyecto- levantaron el centro social, cultural y deportivo sobre los restos del "gimnasio del Padre Pepe" con los $2.000.000 otorgados en subsidio por el gobierno provincial tras los asesinatos de junio de 2010.

 

La construcción cobró nuevo impulso este año con el aporte de $300.000 realizado por el Ministerio de Desarrollo Social rionegrino, pero todavía falta una inversión cercana al $1.000.000 para completar la obra que aspira a convertirse en el punto de reunión de miles de familias de los barrios más necesitados y populosos de Bariloche.

 

Los referentes del "Núcleo Animador" esperan terminarlo en marzo de 2013 pero dependen del éxito que alcancen las gestiones iniciadas ante la Nación y la provincia para conseguir el tramo final de financiamiento.

 

El Centro, emplazado a cuatro cuadras de la ruta Nacional 40 Sur, cuenta con un gimnasio de 1.082 m² cubiertos, con tribunas para 200 personas y sus respectivos grupos sanitarios, sala de primeros auxilios, un amplio salón de usos múltiples equipado con cocina y otra cocina completa destinada a bufete. Además dispondrá de un albergue para 25 personas, biblioteca y salas para talleres.

 

Las trágicas jornadas de Junio de 2010 en las que el Estado se convirtió en ejecutor de jóvenes de los barrios pobres de Bariloche mostraron la cara que siempre se pretende ocultar de nuestra ciudad: la falta de oportunidades e infraestructura en las barriadas más vulnerables que deja a nuestros pibes en una situación de riesgo que periódicamente termina con muertos. Después de esos días tan oscuros se empezó a invertir fondos para mostrarse ocupado en la solución de la crisis.

 

A la fecha se han puesto en marcha: la escuela de Fútbol, la escuela de Patín, la escuela de Básquet, atletismo, recreación, murga, danza terapia, peluquería, panadería, cine, apoyo escolar, eventos familiares, el uso de la cancha a pedido de diversos grupos, todos estos espacios abiertos y preventivos para jóvenes.

 

El centro cultural comunitario ya cuenta con el compromiso del Ministerio de Educación rionegrino para armar los "talleres de clubes escolares" con profesores de las mismas organizaciones y que se proyecta el desarrollo de básquet, otros deportes, recreación, música y folclore.

 

Muchos funcionarios de distintos Ministerios han pasado por la obra, y han celebrado el Centro Nehuenche, su necesidad y urgencia, pero lo cierto es que, salvo el aporte del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de $300.000 la obra sigue sin terminarse.

 

Todavía falta la calefacción, terminar los vestuarios, no tienen implementos deportivos ni mobiliario, resolver y sostener el mantenimiento de todo el complejo, la iluminación exterior, el cerco perimetral, terminar una de las paredes más grandes del gimnasio, definir cargos solventados por el estado que aporten porteros, talleristas y docentes que puedan atender a la gran cantidad de chicos que se van acostumbrando a venir al Newenche, y que lo sienten como su casa.

 

Resulta claro que una obra de esta envergadura no puede funcionar sin recursos y entendemos que debería ser un compromiso del Estado y de este gobierno en particular, proveerlos.

 

Los problemas de drogas, armas, prostitución infantil, violencia, falta de oportunidades, la precariedad en la que viven muchas familias de los barrios y en especial sus hijos, están en la boca de muchos. El Newenche es una de las formas concreta de ocuparse y que no sean todos discursos vacíos.

 

Se calculó en $ 1.000.000 el costo para la culminación de la obra, y $35.000 pesos mensuales para su funcionamiento. Son montos importantes, pero no tanto, si se los asume como la inversión social que no se hace en los barrios pobres desde hace mucho tiempo.

 

Ciertamente el Centro Cultural Nehuenche no va a solucionar todos los problemas del Alto barilochense pero puede aportar mucho. Hoy se esta entre la disyuntiva de tener que cerrarlo si no hay respuestas concretas y rápidas.

 

Por ello:

 

Autor: Marcos Osvaldo Catalán.

 

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE RIO NEGRO

D E C L A R A

 

Artículo 1º.- De interés social, educativo y comunitario las actividades desarrolladas por el Centro Cultural Nehuenche ubicado en el barrio El Frutillar de San Carlos de Bariloche.

 

Artículo 2º.- De Forma.